jueves, 10 de mayo de 2007

¡RONNIE JAMES DIO ME HIZO EL AMOR!


Sucedió mientras dormía. La ventana se abrió de par en par y comenzó a soplar el viento de forma cagante. Abrí los ojos y en un primer instinto de supervivencia me agarré las tetillas, pensando qué coño es lo que pasaba.

El viento aceleró su forma y decidí cubrirme completamente con la sábana, pero no aguanté mucho debido al peo que me había tirado. En otro momento, hubiera sido rico oler esa biológica fragancia que resulta de la mezcla de peo, sudor de culo y pelo de sobaco impregnado de Protex Ultra, pero no en una situación tan siniestra como ésta.

Así que cuando saqué mi cabeza al exterior, me di cuenta que el viento se había transformado en un torbellino desesperado, que avanzaba poco a poco por la habitación y hasta arrancaba algunos de mis afiches de Kerrang que tenía en las paredes.

De repente, sonó un coñazo terrible muy cerca de la ventana. Y del imperceptible lugar de donde había venido el ruido, se formó no sé cómo coño un arcoiris bastante gay, que entró en forma de rayo al interior del cuarto.

No podia creer la vaina. El arcoiris se terminó de formar claramente dentro de la oscuridad que lo rodeaba, intensificándose en sus propios colores. Acto seguido sentí que la mierda me salía por la boca cuando vi que a través de él, se deslizó una figura enjuta y peluda,

Era Ronnie James Dio en persona. Confusión. Ese carajo es arrechísimo. La voz del metal. Un idolo, una estrella de rock, y en ese momento, un violador… Pegó un grito de esos bien satánicos, puso ojos malvados y se me lanzó a la cama. ¡A la verga! Me manoseó, gruñó, me tomó con sus manitas italianas y empezó a quitarme las sábanas. Aunque opuse resistencia, Dio me venció con una fuerza inaudita. Así mismo logró su cometido, cuando inmovilizándome con una sola mano, se quitó de un tirón las lycras y los interiores de cuero y empezó a introducirme su asqueroso pipí en mi orificio anal. ¡Cómo duele! Y coñoesumadre, qué asco sentir su muslo peludo de viejo, rozando mis nalguitas.

Al ver que yo no lubricaba, me empezó a dar cachetadas y a decirme ¡perra, eres mía, perra sucia!... Pensé que Ronnie ya estaría saciado, pero no, pues ahora usaría sus manos, que era aún peor.

Cantando entrecortadas líneas de "The Last in Line" y "Holy Diver", el bicho empezó a meterme en el culo sus dedos índice y meñique. Ahora sí chillé como puta novata, y mientras albergaba una esperanza de salvarme, puesto que escuché a mi madre aproximarse al cuarto, Ronnie James seguía en su sucia tarea de desvirgarme con sus manos en forma de cachitos.

Y no es nada, que al parecer el mierda ese no se cortó las uñas, porque cuando introdujo los dedos en mi hueco, sentí como que me metían un cuchillo. Ahí se volvió loco, justo cuando lancé un chillido como la de la caraja de Irreversible, porque hundió toda la mano y empezó a gritar “¡We Rock, we rock!”…

Supe rápidamente que todo acabaría, porque mi señora madre estaba a pocos pasos del cuarto. Empecé a llorar. Aquello que había sido mi más grande orgullo, se había desvanecido en el sucio deseo sexual de una estrella de rock. Cuatro cachetadas más y sentí que el mundo me daba vueltas. Maldito sea. Qué asco. Luego de lamer repetidamente mis orejas, me pegó su sucia boca en el oído y me dijo: “la próxima vez, no hables con extraños”.

Y como un malvado sueño, desapareció al instante.

Aguacatico Dávila Spósito
Extraído de su libro "Por qué callan los rockeros"

5 comentarios:

Rodrigo dijo...

Oi, achei teu blog pelo google tá bem interessante gostei desse post. Quando der dá uma passada pelo meu blog, é sobre camisetas personalizadas, mostra passo a passo como criar uma camiseta personalizada bem maneira. Até mais.

móder dijo...

sim, eu tambem quero uma camiseta personalizada do ronnie james e do aguacatico e da merda do blog.

veados, todos.

Mel dijo...

jajajajajaj no puedo dejar de reirmeeeee!!!!

Anónimo dijo...

jajajajajajaja!!!

Dio no te dijo al escaparse sobre una ola de mar mediterranea "all the fools sailed away..."?

dio malo, malo, malo

Joaquín Ortega dijo...

jajajajajajaja!!!

Dio no te dijo al escaparse sobre una ola de mar mediterranea "all the fools sailed away..."?

dio malo, malo, malo

era yo., pero aprete anonimo''salut!!!