miércoles, 2 de mayo de 2007

¡Oa Chity!


Me contaba un pana, Agrario Valdés, que un día de 1998 fue contratado por el mismísimo Andrew Davenport, creador de cada uno de los capítulos de esa mierda infame de los Teletubbies, a fin de que formase parte del satánico cuarteto multicolor.

El carajo se cagó de la felicidad al conocer el monto inicial del precontrato por un año para interpretar a “Shitty”, el inesperado quinto miembro que junto a Tinky Winky, Laa Laa, Po y Dipsy, continuarían el deleite visual de la tercera temporada para toda una generación mundial de niños idiotas.

Exclusivamente de la BBC de Londres, le llegó a mi amigo un sobre que contenía las especificaciones técnicas y conceptuales para interpretar al personaje. Su traje no sería de color sino negro, y en la cabeza, en vez de tener alguna figurita como los otros, llevaría una svástika nazi.

Coño, me daba mucha ladilla, pero Agrario me convencía de verlo ensayar en su casa tres veces a la semana. Entre trago y trago de Vat 69, se paraba frente al espejo y empezaba a decir como un estúpido: “Oa Po, Oa Lala, Abazo” y todas esas mierdas. En algún momento me negó que se estuviera metiendo perico de nuevo; que lo dudo, porque cuando le pregunté que qué coño era ese polvo blanco que tenía en la boca, me dijo nervioso que era Tubipapilla.

Es horrible ver cómo a Agrario se le llenan los ojos de lágrimas al recordar que lo deportaron de Inglaterra por tener un prontuario policial que incluía robos a mano armada, una violación a una vieja en Maripérez y varias estafas a una casa de empeño. Qué bolas.

Aguacatico Dávila

1 comentario:

joaquinortegascripts dijo...

jajajajajajajajaja!!!!

Twinky Winky strikes Mariperez...

jajajajajajajaja